lunes, 11 de agosto de 2008

FRANK LLOYD WRIGHT


“En un hermoso bosque se alzaba junto a una cascada una plataforma sólida y alta de roca, y parecía que lo natural era construir la casa encima, en forma de voladizo, sobre la caída de agua… Además estaba (claro está) el cariño del Sr. Kaufmann por ese bonito lugar. Le encantaba el sitio sobre el que la casa estaba construida y le gustaba oir el sonido del agua. Esto se convirtió en el principal motivo del diseño. Creo que puedes oír la cascada cuando observas el diseño” (…)
Frank Lloyd Wright en una entrevista con Hugh Downs, 1954

Edgar Kaufmann, padre, era un hombre de negocios de Pittsburgh. Su familia poseía varias cabañas cerca de una cascada en una zona rural a 80 km hacia el sudeste de la ciudad. El señor Kaufmann contactó con Wright para encargarle una nueva vivienda en esta propiedad. Ese fue el origen de esta obra.
Wright correspondió al cariño que sentía la familia por aquel arroyo de montaña, llamado Bear Run, y su cascada. Los Kaufmann se hicieron rápidamente a la idea de que Wright diseñaría una casa mirando a la caída de agua. Pero, cuál fue su sorpresa cuando les sugirió construirla directamente encima de la misma.
Debido a las características del terreno, Wright decidió anclar la estructura en una gran roca próxima a la cascada justo sobre el riachuelo. La orientó hacia el sudeste y con todo ello consiguió que la casa asomara elegantemente sobre el agua.

FRANK LLOYD WRIGHT: LA CASA DE LA CASCADA


Fallingwater from Cristóbal Vila on Vimeo.

miércoles, 6 de agosto de 2008

LA SECCIÓN ÁUREA

FILOLAO (siglo V a. C.)
“Todas las cosas que se conocen tienen un número: sin el número no sería posible conocer o pensar nada.” Fragmentos de los presocráticos.


PITÁGORAS

(siglos VI-V a.C.)
“La virtud es armonía y también la salud y cualquier bien y la divinidad. Por consiguiente, también todas las cosas están formadas según armonía.”


KEPLER
"La geometría tiene dos tesoros: uno es el Teorema de Pitágoras; el otro, la división de un segmento en razón media y extrema. Al primero lo podemos comparar a una medida de oro; a la segunda la podemos considerar una preciosa joya"

UMBERTO ECO: “Historia de la belleza”
“Pitágoras (que probablemente durante sus viajes entró en contacto con las reflexiones matemáticas de los egipcios) es el primero en sostener que el principio de todas las cosas es el número. Los pitagóricos sienten una especie de terror sagrado ante el infinito y todo aquello que no puede reducirse a un límite, y por eso buscan en el número la regla capaz de limitar la realidad, de proporcionarle orden e inteligibilidad. Con Pitágoras nace una visión estético-matemática del universo: las cosas existen porque están ordenadas, y están ordenadas porque en ellas se cumplen leyes matemáticas, que son a la vez condición de existencia y de belleza. Los pitagóricos son los primeros en estudiar las relaciones matemáticas.”



“La sección áurea como principio del rectángulo armónico. Se ha descubierto que esta relación también es el principio del crecimiento de algunos organismos y está en la base de muchísimas composiciones arquitectónicas y pictóricas. Se considera “perfecto” porque es potencialmente reproducible hasta el infinito.”

EL NÚMERO DE ORO; PHI; LA DIVINA PROPORCIÓN

PROPORCIONES MATEMÁTICAS EN EL ARTE

Muchos elementos de este cuadro son típicos en Dalí: el paisaje de Cadaqués, los objetos volantes, la granada, el reflejo perfecto.
Pero algo se sale de lo normal, y es ese anexo inexplicable del título que brota del asa de la taza, que obliga a prolongar el lienzo hacia arriba, y que es en realidad completamente explicable, pese a la estupenda ironía del pintor catalán: resulta que las dimensiones del cuadro están en razón áurea, siendo el anexo el elemento que justifica tales dimensiones.
Como no podía ser menos en Dalí, tema y estructura están ligados: si observamos la sombra negra de la parte alta del cuadro veremos que es el arranque de una espiral áurea que controla toda la composición del cuadro y que termina precisamente en la base de la taza. (EPSILONES)


En el arte griego la perfección de las formas es el fruto del culto a la proporción numérica. Detrás de la belleza se halla siempre el número. Platón y los pitagóricos elevan este trasfondo cultural a pensamiento filosófico al afirmar que la realidad es, en último término, número.
El embrujo de las matemáticas comenzó cuando Pitágoras adivinó que existe una relación entre la longitud de las cuerdas de una lira y los acordes fundamentales de la música.
Tanto entusiasmó a Pitágoras este descubrimiento que pensó que detrás de todo lo que existe hay una Ley Matemática, una Armonía. Esta mentalidad se extendió luego a la arquitectura, a la escultura, a la filosofía...


Según algunos autores, el gran historiador griego Herodoto afirmó que las dimensiones de la Gran Pirámide se hicieron de tal manera que el área de un cuadrado cuyo lado fuera igual a la altura de la Pirámide coincida con el área deuna cara triangular. De este modo la altura de una cara lateral estaría en sección áurea con la mitad del lado base.

martes, 5 de agosto de 2008

A LA DIVINA PROPORCIÓN

A ti, maravillosa disciplina, media,
extrema razón de la hermosura,
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.
A ti, cárcel feliz de la retina,

áurea sección, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura
que el Universo armónico origina.
A ti, mar de los sueños, angulares,

flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.
Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporción de oro.

RAFAEL ALBERTI

LA PROPORCIÓN AÚREA A LO LARGO DE LA HISTORIA DEL ARTE

NEOPLASTICISMO: MONDRIAN



RENACIMIENTO

LEONARDO DA VINCI: EL HOMBRE DE VITRUBIO
En el dibujo de Leonardo, se detallan las proporciones de una figura humana según las definía Vitrubio, un arquitecto e ingeniero militar romano del siglo I d. C., cuyos escritos constituyen un documento único acerca de la teoría y la practica clásicas con respecto a la armonía de las proporciones.
Este famosísimo dibujo de Leonardo da Vinci ejemplifica las proporciones ideales del hombre propuestas dieciséis siglos antes por el arquitecto romano Vitruvio.
Escribió Leonardo: "Si abrimos las piernas hasta disminuir la altura en un catorceavo, y extendemos los brazos, levantándolos de tal modo que los dedos medios estén al nivel de la parte superior de la cabeza, debemos saber que el ombligo será el centro de un círculo del que los miembros extendidos tocan su circunferencia. Asimismo, el espacio entre las piernas formará un triángulo equilátero. El espacio existente entre los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura."
ARTE GRIEGO
EL PARTENÓN: LA PROPORCIÓN AÚREA

"Todo el conjunto buscaba la máxima riqueza de líneas, utilizando para ello compensaciones ópticas dirigidas a aligerar el peso y percepción del edificio en el espacio: [...] las columnas exteriores disminuyen su diámetro con la altura, muestran un ligero ensanchamiento de sus aristas aproximadamente a un tercio de su altura (éntasis) y se inclinan todas hacia el interior formando un ángulo cercano a un grado."


POLICLETO: EL DORÍFORO
En "El Canon" Polícleto trata de las proporciones matemáticas ideales de las partes de un cuerpo humano y propone un equilibrio dinámico entre las partes relajadas y las partes tensas del cuerpo y las direcciones en que esas partes se mueven.



LISIPO: EL APOXIOMENO. El artista alarga el cánon de
Policleto.

"¿Qué es lo que impresiona cuando al mirar una cosa sientes interés, atracción, desbordante placer?. La opinión general, atreveríame a decir, es que la relación de las partes entre sí y de aquellas con el conjunto constituye la belleza sensible; es decir, que la belleza de las cosas que vemos, como la belleza de todo lo demás, se compone de simetría y proporción. Según este criterio, nada simple y desprovisto de partes puede ser bello."
(Plotino, s.III a.C.)


VENUS DE MILO

A pesar de la libertad compositiva del período helenístico, esta extraordinaria escultura de la Escuela de Milo, guarda la armonía de las proporciones a las que aspiraba el artista griego.

sábado, 2 de agosto de 2008

EL IMPRESIONISMO COMO SÍMBOLO DEL DINAMISMO URBANO

MONET: RUE MONTORGUEIL, PARIS
La técnica moderna introduce un dinamismo sin precedentes en la totalidad de la actitud ante la vida, y es, sobre todo, este nuevo sentimiento de velocidad el que encuentra expresión en el Impresionismo.
Con el progreso de la técnica va ligado, como fenómeno más sorprendente, el tránsito de los centros de cultura a grandes ciudades en sentido moderno; estas constituyen el terreno en el que el nuevo arte tiene sus raíces. El impresionismo es un arte ciudadano por excelencia, y no sólo, desde luego, porque descubre la ciudad como paisaje y devuelve la pintura desde el campo a la ciudad, sino también porque ve el mundo con ojos de ciudadano y reacciona ante las impresiones exteriores con los nervios sobreexcitados del hombre técnico moderno; es un estilo ciudadano porque describe la versatilidad, el ritmo nervioso, las impresione súbitas, agudas pero siempre efímeras, de la vida ciudadana.

PISARRO: BOULEVARD MONTMARTRE
Y precisamente como tal, significa una expansión enorme de la percepción sensorial, una nueva sensibilidad agudizada, una nueva excitación, y representa, junto al Gótico y el Renacimiento, una de las más importantes encrucijadas de la historia del arte occidental.. En el proceso dialéctico que describe la historia de la pintura, en el cambio de estática y dinámica, dibujo y color, orden abstracto y vida orgánica, el Impresionismo constituye el punto culminante de la tendencia dinámica y la disolución completa de la estática imagen medieval del mundo.(...)
El predominio del momento sobre la duración y la persistencia, el sentimiento de que todo fenómeno es una constelación pasajera y única, una ola fugitiva del río en el que no se baña uno dos veces, es la forma más simple a que puede llevarse el Impresionismo.

CAILLEBOTTE: PARÍS EN UN DÍA DE LLUVIA Todo el método impresionista, con todos sus medios y conceptos artísticos, quiere, ante todo, traer y acentuar este sentido heraclítico del mundo de que la realidad no es un ser, sino un devenir, no un estado, sino un ocurrir. Toda imagen impresionista es la expresión de un momento en el perpetuum mobile de la existencia, la representación de un equilibrio inestable, siempre amenazado, en el juego de las fuerzas contendientes. (...) Disuelve todas las cosas estables, y firmemente trabadas en una metamorfosis y presta a la realidad el carácter de lo imperfecto y lo no terminado.
ARNOLD HAUSER: "HISTORIA SOCIAL DE LA LITERATURA Y EL ARTE"

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails