domingo, 22 de febrero de 2009

ARTE FANTÁSTICO I

Desde la perspectiva actual se puede hablar del ARTE FANTÁSTICO como un género que ha sido plasmado en todos los tiempos y en los diferentes estilos.

Desde las deformaciones y exageraciones del arte prehistórico o los híbridos animales y humanos de la escultura egipcia hasta los animales fantásticos de origen oriental que inundan los capiteles románicos.
Los totems y fetiches de culturas primitivas son invenciones de la imaginación humana que van más allá de la realidad.A lo largo de la Historia se ha intentado encuadrar toda obra de arte dentro de un estilo o tendencia, se ha tratado de acotarla y de ponerle etiquetas.
En muchos casos ha sido fácil debido a la fidelidad de la obra a ciertas convenciones o a las tradiciones artísticas de una época. Obras como “El jardín de las delicias” o “Las tentaciones de San Antonio” de EL BOSCO causaron un gran impacto en el público del momento, pero pronto se justificaron aquellas imágenes extrañas relacionándolas con los animales mitológicos conocidos en el mundo medieval.
Cuando en el siglo XVI la burguesía irrumpe en los Países Bajos y equilibra las relaciones de poder entre Iglesia y Estado, todo apunta a que la vida y el arte ha alcanzado un equilibrio similar. En este contexto hace acto de presencia El Bosco y con sus increíbles y drásticas representaciones de otro mundo da rienda suelta a todo tipo de sentimientos insospechados. El mundo burgués se tambalea; la debacle parece cercana, el miedo crece.
Lo fantástico está presente en mayor o menor grado en todo arte de importancia. El mismo Goya decía que las bases del arte hay que buscarlas en el “capricho y la invención”.El arte fantástico existe desde siempre. Ha sido un elemento esencial y genuino del arte en cualquier época y lugar.

El arte fantástico es una corriente importante dentro de la plástica del siglo XX. A menudo se describe como contrapunto al arte convencional, vanguardista y establecido. Aunque habría que añadir, como opina Rainald Goetz en una de sus novelas: “Nada hay tan fantásticamente sobrecogedor como lo auténtico, nada tan increíble como la verdadera realidad”.
La fantasía es también en las artes plásticas una formulación concreta de lo real, y no su antítesis.
Las imágenes fantásticas han servido en todas las épocas como superficies de proyección cuando el cambio de los tiempos provoca desorientación y reinan las dudas y el miedo. No debe sorprender que el arte fantástico se desarrolle precisamente durante la primera mitad del siglo XX. En una época de desórdenes e incertidumbres representa las extravagantes siluetas y el estrambótico colorido superpuesto en la imaginación inmanente de una sociedad atemorizada.
Así como en el siglo XIX se pudo ir entendiendo paulatinamente la realidad exterior por medio de las ciencias naturales -física, química, fisiología, biología y matemáticas-, la nueva ciencia de la psicología del siglo XX cree poder aportar el mismo grado de ilustración sobre el fuero interno del hombre, el apenas explorado territorio del inconsciente, de los sueños, los sentimientos, los deseos.
Las percepciones del mundo, el yo incluido, pueden consciente o inconscientemente dar un giro hacia lo fantástico. Puesto que por regla general uno siempre siente y percibe aquello que ya ha experimentado y categorizado, buena parte de la información queda bajo la superficie de la consciencia. Este es el ámbito al que desde Freud nos referimos como “inconsciente”
Cuando Giorgio de Chirico presenta al espectador la arquitectura de Italia, le muestra en primera instancia imágenes de colores saturados y contenido escasamente provocador. A primera vista. La imagen se adapta a la atención habitual del espectador. Este, sin embargo, empieza a percibir las inconsistencias: proyecciones de sombras alargadas, espacios vacíos, silencios. Estas percepciones desconciertan al pensamiento convergente y ordinari
o y dan paso a un pensamiento nuevo y divergente. En este caso, lo fantástico da pie a una compleja, significativa e inquietante ampliación del punto de vista del espectador.
Toda desviación de las expectativas, del conocimiento y de los sentimientos genera un elevado grado inicial de atención y emoción. El arte se ha valido siempre de esta alteración de la receptividad: pretende sobre todo ser percibido para, a continuación, ser juzgado y valorado.. Esto se puede aplicar especialmente a los creadores del arte fantástico, que, con su estudiada representación de rarezas y contradicciones generan una atención creciente por parte del público.

Documentación: WALTER SCHURIAN, Arte Fantástico. Taschen
Entradas relacionadas:

8 comentarios:

Antonio Martínez dijo...

Impresionante texto e impresionante selección de autores. Escolliches varios dos meus favoritos, desde Magritte (quedara impacto en Venecia no museo de Pegy Guggenheim con algunha das súas obras) ata o sempre polivalente Goya.

Ana dijo...

Estupendo es el libro de Walter Schuman del que obtuve la documentación. Me parece un tema apasionante. Está claro que a mi también me encantan los artistas que selecciono.
Goya siempre es recurrente igual que Velázquez o Miguel Ángel...¡Cuestión de genios!...
Te voy a recomendar el blog de una compañera y amiga. Es de Literatura y lo tengo enlazado en el mío. Relaciona a menudo el Arte y la Literatura. Sobre Magritte tiene una presentación muy bonita. Te dejo el enlace:
http://cuadernodelasletras.blogspot.com/2008/06/imgenes-y-palabras_27.html

Antonio Martínez dijo...

Tomo nota do libro. Tiña gardado un vídeo sobre Magritte e acabo de subilo. Xa coñecía o blog recomendado porque de vez en cando o visito dese o te. Tamém, debo dicirche que en dous días volverei facer alusión ao ten estupendo blog en Iniciarte.

O Segrel do Penedo dijo...

Parabéns por esta magnífica entrada. A verdade é que sempre que visito Arel-Arte disfruto moitísimo.
Apertas dende Fene

Ana dijo...

Gracias Antonio por tu valoración y por la difusión de mi blog. ¡Serías un buen agente!...

Y gracias también a "O Segrel do Penedo". No te imaginas lo que me alegra que disfrutes con mi blog. Yo disfruto elaborándolo y me encanta transmitir mi pasión por el mundo del arte.
Un abrazo

Carlos Zeballos dijo...

Saludos Ana.
Me ha gustado mucho tu serie de artículos sobre el arte fantástico. Los he recomendado en la página Facebook de mi blog porque pienso que es importante su difusión, particularmente entre estudiantes de arquitectura.
Un cordial saludo y gracias por incluir a Mi Moleskine en tu blogroll.
Hasta pronto.

Ana dijo...

Hola Carlos, he disfrutado mucho elaborando estas entradas. Me alegra que te gusten y puedan resultar útiles. Creo que en la creación es muy importante la fantasía. Gracias por difundirlas. No conozco la estructura de la carrera de Arquitectura en tu país. Aquí se le da poca importancia a la Historia del Arte y pienso que debería tener más presencia.
Tu Moleskine me proporciona un estimulante aprendizaje. Gracias por ello y saludos desde esta esquina del mundo.

seduccion dijo...

Muy completo el artículo sobre este arte que cada vez tiene más adeptos. Por mi parte soy admirador de Boris vallejo que es un verdadero seductor y maestro del pincel con su arte original lleno de verdaderas mujeres hermosas y escenarios inimaginables. Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails