sábado, 30 de mayo de 2009

ARTE Y DEPORTE I

El camino del arte ofrece dos componentes:
la realidad y la sugestión. El movimiento, el ejercicio físico, presentes en la iconografía artística, forman parte de esa realidad pero el sentido simbólico que pueden adquirir, nos acerca a la capacidad de sugestión.
Los condicionamientos sociales, religiosos, las costumbres, los ritos y la mitología se superponen a la imagen real añadiéndole significado.
A lo largo de la historia, aparecen representaciones artísticas de actividades de tipo físico que pueden estar en el origen de lo que hoy consideramos deporte. Imágenes que tienen su referente real y la carga simbólica de lo sugestivo.


Aunque con frecuencia se confunden los términos deporte y actividad física, en realidad no significan exactamente lo mismo. La diferencia radica en el carácter competitivo del primero, en contra del mero hecho de la práctica del segundo.
Por la documentación y proliferación de imágenes se puede advertir el papel que desempeñaron dentro de la sociedad.
Actividades que, en un principio, tenían como objetivo la supervivencia, van transformándose y adquiriendo un sentido nuevo, propiciado por los cambios económicos, políticos y socioculturales.


LA ACTIVIDAD FÍSICA A TRAVÉS DE LA HISTORIA DEL ARTE

LA PREHISTORIA
La representación del movimiento nace en el Paleolítico con el arte rupestre. Existen testimonios datados hasta los 40.000 años de antigüedad. Estas pinturas revelan que el ser humano, desde tiempos prehistóricos, organizó un sistema de representación artística, posiblemente con fines mágico-religiosos, en el que mostraba aspectos importantes de su vida.
En la Prehistoria las escenas de caza reflejan todo un ritual en el que la actividad física está orientada a la búsqueda de alimento. Avanzando en el tiempo se puede apreciar un aumento de tipos iconográficos relacionados con el movimiento que muestran rasgos de evolución social: surgen escenas de caza, de danzas rituales.

LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES
EGIPTO
Egipto aporta gran cantidad de documentos artísticos en los que se puede apreciar la importancia que tenía en esta civilización la práctica deportiva. La tradición egipcia muestra lo diversificada que estaba la práctica del deporte. Su programa abarcaba “una educación gimnástica sistemática, juegos atléticos, deportes de lucha y fuerza, como la lucha, el pugilato, la esgrima con bastones; la natación, el remo y los torneos acuáticos”.
Se realizan, además, toda una serie de ejercicios de torsión.
LAS PINTURAS DE BENI-HASSAN en que aparecen representados unos jóvenes que sostienen a muchachas que, apoyándose mutuamente con los pies, cuelgan hacia atrás de los brazos de los jóvenes, manteniendo tenso el cuerpo inclinado en el aire; la representación de los juegos gimnásticos es múltiple y completa.


El deporte acuático era una práctica común. Era muy natural que los egipcios, como habitantes de un territorio situado en las márgenes de un gran río supiesen nadar. La natación formaba parte del proceso de educación de los príncipes.
Los egipcios fueron también excelentes remeros.

En la ESTELA DEL REY AMENHOTEP II se describe prolijamente la potencia deportiva del joven rey, conocido como el "rey atleta", aficionado a los caballos desde su infancia, magnifico arquero y por último gran remero, cuyo poderoso brazo no se fatigaba fácilmente: “Mientras sus hombres desfallecían, él seguía bogando río arriba durante millas” TUMBA DE NEBAMUN: El difunto cazando aves con boomerang.
DECORACIÓN DE LA TUMBA DE CHNEMHOTEP
En el lado izquierdo, Chnemhotep, al que se dio el nombre de «grande en peces, rico en aves, adorador de la diosa de la caza», es visto arponeando peces. También podemos observar los convencionalismos del artista egipcio, que prescinde del agua por entre las cañas para mostrarnos el lugar donde se hallan los peces. La inscrip­ción dice: «En una jornada en barca por la charca de los patos silvestres, los pantanos y los dos, alanceando con la lanza de dos puntas atravesó treinta peces; qué magnífico el día de la caza del hipopótamo». En la parte inferior hay el divertido episodio de uno de los hombres que ha caído al agua y que es pescado por sus compañeros.




RELIEVE ASIRIO: "La leona herida"
CULTURA CRETO-MICÉNICA
MICENAS: los gobernantes quieren dejar constancia de su vida y su status social, manifestado sobre todo en el enterramiento; por primera vez se delimitan espacios sagrados para tumbas. Estas adquieren gran importancia y aparecen decoradas con grabados de escenas de animales, cacerías, militares, etc.





En la civilización micénica aparece el carro de combate; quizá es un elemento que trajeron los griegos y que exportaron a la Creta minoica; el carro de combate se caracteriza por su ligereza y por ser llevado por caballos (en Creta minoica se usó el tiro de caballos para transporte al ser un pueblo pacífico);

CRETA
Además de los juegos taurinos el arte cretense ofrece información amplia de otras actividades físicas presentes en la vida de esta cultura. La práctica de danzas parece habitual en la cultura cretense. Por los testimonios en pintura y orfebrería estarían realizadas de forma casi exclusiva por las mujeres y su carácter debía ser ceremonial y religioso.
En el gran patio central de los palacios se celebraban "fiestas" y diferentes actividades recreativo-religiosas. Los jóvenes protagonistas llevaban a cabo espectaculares manifestaciones corporales en torno al toro, en las que realizaban saltos, ejercicios que implicaban movimientos "acrobáticos" y de agilidad. Estas manifestaciones físico-corporales quizás lúdico-religiosas, formaron parte muy importante de la cultura cretense y se encontraban integradas totalmente en la vida de sus habitantes. Las actividades físicas cretenses más conocidas, son las relacionadas con el salto del toro. La naturaleza de este ejercicio es más acrobática que deportiva.
La mujer tomaba parte junto con el hombre en las fiestas o juegos taurinos, algunos tan peligrosos como los saltos de toro, juego que parece que consistía en saltar a la carrera sobre uno de estos animales, pasando entre los cuernos y dejándose caer sobre su lomo.

Hay representaciones de saltos con o sin pértiga, de capturas de toro a lazo, o parada y derribo de otro animal que es agarrado por los cuernos.
Escena de Tauromaquia", fresco del palacio de Cnosos, Creta, del año 1500 a.C.
Una de las actividades físicas desarrolladas entre los cretenses fue la práctica de un boxeo poco agresivo, que se puede observar en la pintura al fresco encontrada en Thera, en la isla volcánica de Santorini. En él se ha querido ver tradicionalmente representados a dos niños "pugilistas", afirmando que lo que llevan puesto en uno de sus brazos es un guante de boxeo. Se ha interpretado que ello era debido a que sólo podían golpear reglamentariamente con uno de los brazos, mientras que el otro servía para esquivar los golpes. Los chicos no llevan ni casco ni ninguna prenda que proteja ninguna parte de su cuerpo, por lo que claramente no parece que el "enfrentamiento" pudiera causarles la más mínima lesión, ya que la única indumentaria representada sobre sus cuerpos es un ancho cinturón.
En lo que se refiere a la cultura cretense citaré textualmente un fragmento de la obra de Teresa González Aja, "El Deporte a través del Arte": ”podemos extraer las siguientes reflexiones y conclusiones con respecto la cultura física y las actividades lúdico-deportivo-religiosas que se desarrollaron en la civilización cretense:
Al ser una cultura que cubría sus necesidades a través del comercio y la navegación, no precisó de usar las actividades físicas para potenciar y desarrollar el cultivo de la fuerza, la agresividad o la violencia corporal. En consecuencia, estos aspectos físicos no fueron objeto de desarrollo ni de interés de esta cultura ni para defender su tierra o sus posesiones.
La actividad física se fundamentó en as
pectos lúdicos,
deportivos o religiosos que implicaban agilidad, velocidad, movimiento, acrobacia y no tanto fuerza y resistencia para adaptarse al medio, dominarlo o defenderlo. Fue objeto central de esta civilización el desarrollo de una cultura en torno al cuerpo a su desarrollo y bienestar y al disfrute del mismo. Los valores estéticos y de armonía corporal parecen primar sobre el desarrollo de la fuerza o la resistencia. Todas las representaciones humanas realizadas por los artistas cretenses son figuras de individuos de talle muy fino y de una gran ligereza, en los que parecen haberse desarrollado las cualidades corporales relacionadas con la flexibilidad, la agilidad y el vigor en el movimiento.”
Entradas relacionadas:

10 comentarios:

pepe oliver dijo...

Precioso trabajo, Ana. Un saludo. Pepe Oliver

Ana dijo...

Gracias, Pepe. Esta es una primera entrega. Es un tema recurrente en la Historia del Arte y hay una enorme cantidad de imágenes. Espero ir haciendo una síntesis aceptable.
Saludos

Anónimo dijo...

Por favor, sigue así!! No sabes la de cosas que estoy aprendiendo y recordando. Siempre es un placer "meterse" en este blog. Soy muy consciente del trabajo que te está dando y eso lo hace aún más interesante. Un abrazo. Tocaya.

Juan Diego Caballero dijo...

Gracias por tu visita a ENSEÑ-ARTE. Veo que tu blog está ya completamente consolidado. paso a enlazarlo desde el mío. Con tu permiso, claro. Saludos cordiales
JDC

Ana dijo...

Ana, por experiencia sabrás que para enseñar hay que seguir aprendiendo siempre y no estar quieta.
Con el blog no dejo de aprender; satisface mi curiosidad intelectual.
Además resulta estimulante comprobar que puedo aportar algo en la difusión de la Historia del Arte... tan marginada en la enseñanza.
Un abrazo

Ana dijo...

JDC, gracias por enlazar mi blog. Es muy gratificante que, desde un blog tan estupendo y completo como el tuyo, tengas en cuenta a este jovencísimo AREL-ARTE, que hace poco cumplió un año.
Yo seguiré absorbiendo todos los conocimientos de ese hermano mayor que construyes con tanto "arte".
Saludos
Ana

Antonio Martínez dijo...

Con algo de retraso deixo este comentario (estou lesionado desde que rematei a Maratón de Madrid) En realidade non me dedico á docencia (por fin remataron as clases de 2º Bach.), nin as bibliotecas escolares (esta semana a Universidade da Coruña acaba de publicar un Manual con dous capítulos meus) nin ao blog de arte. En realidade dedícome a facer deporte, a correr. Iniciando a recuperación para unha nova temporada deportiva. Comprenderás canto me gustou esta entrada. Parabéns.

Ana dijo...

Es una entrada dedicada a todos los entusiastas del deporte.
Esas imágenes del cuerpo en movimiento, congeladas en un instante por la fotografía y la plástica se convierten en puro arte.
No te dedicarás al blog pero...¡ a Bruce no lo abandonas!...
Que te recuperes pronto.
Saludos

Duncan de Gross dijo...

Ufff, ante todo,mil perdones porque hace tiempo que no me paso por aquí aunque sea a saludar, ando super liado con la oposiciones de Secundaria, y lo segundo es que el post me ha encantado, sobre todo las referencias al Tiro con Arco que es el deporte que practico desde casi niño todos los fines de semana, un deporte olvidado y sin embargo precioso, un gran trabajo Ana, me ha encantado!!

Ana dijo...

Duncan, aunque yo entro en tu blog, pocas veces te he dejado comentarios...¡tienes tantos y tan buenos que poco más hay que añadir!.
Tienes razón en lo referente al tiro con arco, apenas tiene difusión en los medios, está algo olvidado. Aunque no conozco las normas de ese deporte supongo que su práctica debe exigir una gran concentración, precisión y autocontrol y eso necesita ejercitarse. La imagen que proyecta me resulta muy estética. Saludos y ¡suerte con las oposiciones!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails