domingo, 11 de septiembre de 2011

LA CIUDAD EN EL ARTE: LAS VANGUARDIAS HISTÓRICAS I

 
MATISSE:"Collioure, estudio del pintor", 1905 
 
Las imágenes urbanas se renuevan
A comienzos del siglo XX se producen grandes cambios en la vida cotidiana  de las ciudades. Inventos como el automóvil, el avión o el teléfono y la generalización del uso del  ferrocarril,  redujeron las distancias y aceleraron el ritmo de vida. 

GINO SEVERINI: "Tren de la Cruz Roja atravesando un pueblo", 1915
Los nuevos movimientos artísticos conocidos como "vanguardias históricas" surgen en el ámbito urbano y la ciudad con sus rascacielos, sus calles y plazas, el ir y venir de sus gentes, se convierten en un tema recurrente para los artistas. 
 
Pintura y literatura expresarán a través de sus obras todas las imágenes y sentimientos contrapuestos que ofrece la ciudad: el bullicio, la cultura, los avances técnicos, la soledad, la riqueza y la miseria, la vitalidad y el desasosiego, el anonimato..."una multitud en la que nadie está del todo claro para el otro y nadie es para el otro enteramente impenetrable" (WALTER BENJAMIN).
KLIMT: " Malcesine on Lake Garda",1913
Las profundas alteraciones en las formas de vida que se producen a partir de la Revolución Industrial y de las revoluciones burguesas del siglo XIX, con la implantación del liberalismo, darán lugar a enormes trasformaciones sociales en todos los ámbitos de la realidad. El arte experimenta nuevos caminos de la mano del movimiento impresionista y postimpresionista, pero será el siglo XX, a través de las vanguardias, el que romperá de una manera contundente con las tradiciones formales seguidas hasta el momento. La historia con sus acontecimientos -urbanismo creciente, avances técnicos, guerras mundiales, auge del fascismo, depresión de 1929...- se reflejará en las manifestaciones artísticas. El artista, libre de la presión de los mecenas, dará rienda suelta a su labor creativa individual y así surgirán las distintas tendencias en la pintura, uno de cuyos temas será la ciudad como centro de relaciones complejas y donde muchos pintores se establecen.
La fascinación simbolista
FERNAND KHNOPFF: " La ciudad abandonada", 1904
El pintor reproduce una esquina de la plaza de Menling en Brujas. Ejemplo de dibujo fantástico: "ambiguo, a un tiempo agradable y amenazante, inquietante, desierto." ("Arte fantástico", Walter Schurian).
Obra basada en un relato simbolista de Georges Rodenbach: ..." el agua de los viejos canales es débil y está poblada de espíritus, / llena de tristeza en medio de las viejas ciudades (...) / tanto se lamenta que incluso parece mortal. / ¿por qué tan desnuda y ya tan próxima a la nada? ¿y qué hace, / con todo su cansancio, sus sueños sombríos, / para no ser solo un espejo delator de la escarcha, / allá donde incluso a la luna le cuesta sobrevivir?"
La ciudad desde la mirada de fauvismo
ANDRÉ DERAIN: "Puente de Charing Cross"
 

DERAIN: "London St. Paul's Cathedral
seen from the Thames", 1906
Mientras que los impresionistas atendían a los efectos de la luz sobre las superficies, los pintores fauvistas se interesan por los colores puros y planos que juegan con las formas. No se preocupan por las cuestiones espaciales. Pintura sencilla, poética que apela a los sentidos, a lo emocional. Causó un fuerte impacto en los espectadores del momento.
El mundo urbano en el expresionismo
AUGUSTE MACKE: "Las personas se reunen", 1914
 
Frente a los demás pintores expresionistas, Macke pintó la vida callejera de una manera amable, escaparates divertidos, cafés, jardines, paseantes. Le gustaba la policromía del vestuario femenino.


AUGUST  MACKE: "Casa en el jardín", 1914
El expresionismo ilustra el lado pesimista de la vida, el que se genera tanto por las circunstancias históricas del momento como por los descubrimientos audaces de los postimpresionistas. Es como un grito en el contexto de una sociedad que vive una industrialización acelerada, con una rápida transformación de las ciudades, de la forma de vida, pero que en cambio, mantiene una mentalidad antigua, con un rígido autoritarismo.
La cara oculta de la modernización (alienación, aislamiento y masificación) quedó al alcance de la vista, sobre todo en las metrópolis. Cuadros cargados de emoción debían captar los sentimientos más íntimos del ser humano...
KIRCHNER: "Escena callejera"
Kirchner empieza a pintar casi exclusivamente escenas de las calles de Berlín y en 1931 escribe: "La luz moderna de las ciudades, el movimiento en la calle; esos son mis estímulos. Una nueva belleza cubre la tierra... La observación del movimiento excita mi pulsión vital, fuente de creación".
En 1914 publicó su "Guía para pintar las grandes ciudades": "Tenemos que empezar a pintar de una vez el lugar donde hemos nacido, la gran ciudad que tanto amamos. Nuestras manos febriles deberían trazar sobre innumerables telas, grandes como frescos, toda la magnificencia y la extrañeza, toda la monstruosidad y lo dramático de las avenidas, estaciones, fábricas y torres". 
MEIDNER: "Ciudad incendiada", 1913


La angustia que se aprecia en las obras expresionistas con frecuencia se ha visto como la premonición de una catástrofe inminente, La Gran Guerra.
 
Munch emplea el motivo de la calle principal de Cristianía como escenario en el que tiene lugar la soledad, el temor y la alienación mutua.
MUNCH: "Atardecer en el paseo Karl Johan", 1892
Lyonel Feininger entre el Expresionismo y el Cubismo
LYONEL FEININGER: "Señora en malva", 1922
LYONEL FEININGER: "Arquitectura II" (El hombre de Potin), 1921
"Gaberndorf II",1924
Espacio y tiempo en el Futurismo
El Futurismo rompe con el equilibrio del arte tradicional y reivindica para su arte el dinamismo y el movimiento como elementos de la modernidad. Esto da lugar a que su obra se distinga por sus vibrantes composiciones de color que producen sensaciones simultáneas de espacio, tiempo y sonido. 
                                     BOCCIONI: "la ciudad que emerge", 1910
La nueva ciudad cambiante y compleja en la que la velocidad y el dinamismo son parte de su esencia, será un tema recurrente en el movimiento futurista. Para Boccioni la ciudad era el “nuevo altar de la vida moderna, vibrante y dinámico” "La magnificencia del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad. Nosotros cantaremos a las grandes muchedumbres agitadas por el trabajo, por el placer o la revuelta; cantaremos las marchas multicolores y polifónicas de las revoluciones en las capitales modernas; las estaciones glotonas, devoradoras de serpientes humeantes; las fábricas colgadas de las nubes por los retorcidos hilos de sus humos; los puentes semejantes a gimnastas gigantes que saltan los ríos, relampagueantes al sol ton un brillo de cuchillos; las locomotoras de ancho pecho que piafan en los raíles como enormes caballos de acero embridados con tubos, y el vuelo deslizante del aeroplanos, cuya hélice ondea al viento corno una bandera y parece aplaudir como una muchedumbre entusiasta” BOCCIONI: “Manifiesto del Futurismo"
DEPERO: "New York, 1930



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails