domingo, 30 de diciembre de 2012

LA NAVIDAD EN EL ARTE Y LA LITERATURA



O Curioso Impertinente me envía una colaboración muy oportuna en estas fechas y que, de nuevo, pone en contacto el arte con la literatura. Los libros propuestos abordan dos cuestiones controvertidas: una está en relación con el origen de los Reyes Magos y su iconografía; la otra se compone de un conjunto de cuentos en los que se destaca el lado oscuro que encierran estas fiestas navideñas.
"Un par de libros axeitados, tamén oportunos, para ler e desfrutar nestas datas.O libro de Cardini é un ensaio erudito (etimoloxía, simbolismo, etc.) sobre a figura dos Reis Magos cun capítulo específico sobre a representación destas figuras nas artes plásticas (as láminas interiores reproducen pinturas, vidreiras, esculturas, tallas e códices iluminados). 
Agora que andamos patidifusos coa pretensión da Súa Santidade de que os Magos de Oriente foron andaluces, viríanos ben ler este libro dun investigador máis rigoroso que o Papa, para confrontar teorías, non sexa o demo que, a próxima vez, aparezan as Súas Maxestades de Oriente tocados con sombreiros cordobeses en troques dos gorros frixios
A portada do libro reproduce o mosaico anónimo, I Magi, de Sant'Apollinare Nuovo, en Rávena." O Curioso Impertinente
Cortejo de las Vírgenes de San Apolinar el Nuevo, Rávena, siglo VI)
El conjunto de Rávena fue declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

Según Cardini, los Magos de Oriente que fueron a Belén a adorar a Jesús, no eran reyes ni eran tres, y ni siquiera viajaban en dromedario, sino que todas estas singularidades les fueron atribuidas en interpretaciones teológicas posteriores al Evangelio. De hecho, el único Evangelio de los cuatro canónicos que hace referencia a estos populares personajes es el de San Mateo, quien se limita a consignar que "unos magos que venían del Oriente", sin especificar cuántos, se presentaron en Jerusalén conducidos por una estrella. Los historiadores consideran que, con el término "mago", Mateo se refería a astrólogos o sacerdotes persas que profesaban el mazdeísmo.










Gentile de Fabriano: "Adoración de los Magos", detalle


Cardini afirma que los Reyes Magos acabaron convirtiéndose en la tradición teológica e iconográfica occidental en «un símbolo de todos los paganos que se convierten al cristianismo sin pasar por la tradición judía». «Los tres Magos son los representantes de todos los pueblos de la Tierra y cada uno de ellos se convierte en rey de uno de los tres continentes conocidos y en encarnación de las razas humanas: hay un europeo, un asiático y un africano», asegura el historiador italiano, quien precisa que, a partir, del siglo XII y XIII, se coloca ya habitualmente «un mago negro».
Trasposiciones iconográficas
A lo largo de la Historia del Arte se han representado las escenas de los Magos. Desde la antigüedad hasta la edad contemporánea múltiples versiones, en distintos estilos, han interpretado este modelo iconográfico. La trasposición de temas paganos o mitológicos a la iconografía cristiana ha sido una constante  a partir del arte paleocristiano. Numerosos motivos se han cristianizado adaptándolos a los contenidos bíblicos o evangélicos. El repertorio de imágenes se encontraba en el contexto grecolatino.

Como indica 
ANDRÉ GRABAR en su libro “Las vías de la creación en la iconografía cristiana”:
“Estas escenas se refieren a episodios descritos por los evangelistas, a textos que indudablemente conocían los artistas y cuya descripción siguieron. No obstante en la forma de interpretarlos se dejaron influir por la iconografía oficial, en particular por la muy oficial y simbólica de la ofrenda de coronas y presentes por parte de los orientales y los bárbaros vencidos por un emperador, y por la del ritual helenístico y romano del soberano visitando una plaza de su Imperio, o una ciudad conquistada. Las imágenes de este tipo, antes de que los cristianos se apoderaran de ellas, tenían valor de símbolos de la extensión del poder imperial sobre los adversarios vencidos y las plazas honradas por la visita del soberano.”
ANDREA MANTEGNA: “Adoración de los Magos”
Los Reyes Magos «son también símbolo del tiempo, del pasado, el presente y el futuro, y por eso sus figuras representan un hombre anciano, uno de mediana edad y uno joven»Cardini
"No outro libro, agóchase unha manchea de relatos a cal máis venenoso, ambientados todos, iso si, no tempo do Nadal anque non sexan aptos para espíritus pusilánimes ou ternuristas como ben advirte o seu título: NAVIDAD, HORRIBLE NAVIDAD.












"Avida LLadrós", "Avida Dollar's
El título del cuento "Avida LLadrós" juega irónicamente con la evocación del anagrama con que André Breton apodó a Dalí.

O autor é un dos máis importantes e interesantes guionistas e realizadores do cine español." O Curioso Impertinente





“Navidad, horrible Navidad”  obra en seis cuentos de José Luis Borau  en la que presenta una imagen terrorífica e irónica de unas fiestas en que se entremezclan sentimientos adversos.
Desde un Papa Noel que, amparado por su apariencia inofensiva, atraca a una viejecita -”Dame todo lo que tengas, vieja zorra”- hasta un padre abandonado por su hija que lo cree culpable de la muerte de su gato al que encontró “muerto en medio del asfalto, la tripa blanca reventada y una sonrisa estrábica
“Para mí la Navidad, como a casi todo el mundo, me remite a mi infancia. Yo no pasé unas navidades malas ni desgraciadas cuando era niño. La añoranza, la melancolía, hacen que por una especie de arte mágico se convierta en algo maravilloso aunque lo hayas pasado fatal.” J.L. Borau
“Hoy en día la Navidad se ha quedado reducida a una explosión comercial.” J.L. Borau
"Las historias que trato no tienen la extensión y la entidad suficientes para ser novelas, aunque he de decir que hay un cuento que es en sí mismo una novela corta, “Ávida Lladrós”, que narra la pasión de una persona por la cerámica.J.L. Borau
Borau  indaga en los dramas callados que hay bajo la apariencia festiva de los rostros. 

A pesar de esta imagen que presenta Borau de las fiestas navideñas no reniega de ellas sino que considera que son los hombres las que las hacen horribles. Los personajes que retrata son reales, no le son ajenos. Frente a estos prototipos, el autor muestra otro grupo de personas a las que estas fiestas  les producen rechazo.
"No creo que la Navidad sea horrible, sólo que ocurre fuera de temporada, ya que estas fechas sólo se viven de verdad cuando somos niños y no ahora, cuando vemos que combaten unas extrañas energías de feroz consumo, de gastar más como sea con todo lo que eso conlleva, un repertorio de horrores y de angustias".
"A portada amosa unha intervención sobre un grabado de Gustave Doré par os contos de Charles Perrault." O Curioso Impertinente

domingo, 16 de diciembre de 2012

FRANCISCO LEIRO






Tras exponer en Italia y Francia, en 1990 presenta su obra en la Marlborough Gallery de Nueva York, donde reside desde 1988 y donde volverá a exponer en 1992 y 1998. Desde finales de los años ochenta ha desarrollado una faceta monumental de su escultura, realizando varios encargos públicos en Santander, Vigo, Ferrol, Santiago de Compostela, Madrid...

"Simeón sentado" Jardines Cuatro Torres Business. Paseo de la Castellana. Madrid. 2007
La dilatada obra de Francisco Leiro está considerada desde los años ochenta una de las más representativas de la escultura española.
Estilo

El estilo inconfundible de Leiro, aunque ha atravesado diferentes etapas, siempre ha obedecido a una figuración expresionista, mantiene como referentes fundamentales la escultura tradicional gallega de talla en madera y las formas arcaicas de la escultura, y en sus creaciones participan el hieratismo egipcio-mesopotámico, la grandeza miguelangelesca y el expresionismo alemán. Su escultura yuxtapone formas figurativas con estructuras abstractas que dan origen a piezas de connotaciones alegóricas cuyas referencias narrativas se sitúan más allá de la historia y de la memoria, invocando una ficción irónica y atemporal. Su obra sorprende, irrita, interesa, entusiasma y apasiona.
“Pigmalión”, 1998 
"Anónimo" III,  1997










Materiales
Aunque ha empleado en numerosas tallas granito, mármol u hormigón, acero inoxidable, hierro forjado, suele utilizar como soporte principalmente la madera ya que es un material que admite fácilmente distorsiones compositivas, y que presenta una calidad especialmente expresiva a la que aplica una talla ahondada, incisiva, a veces sencilla, a veces brutal. Ha investigado las cualidades expresivas del contraste de materiales (madera policromada, vinilo, poliéster). 
Los troncos de robles y castaños de Galicia son los materiales con los que mejor se expresa. El resultado es una galería de figuras humanas de fuerte dibujo, formas alteradas y movimiento exagerado. Para aumentar el efecto recurre a la policromía conectando ingeniosamente color y forma. Frente al estatismo que dominaba el espacio de sus obras anteriores, en sus piezas más recientes se produce un incremento de la sensualidad y el movimiento.















TÉCNICA 
Para Leiro vale la expresión atribuida a Miguel Ángel de que escultura es quitarle al bloque lo que le sobra. 
A machadazos, a cuchilladas, a dentadas, trabaja la materia para darnos su peculiar visión trágica o irónica de la vida. Mutilaciones, rostros de ahogado, grito desgarrado, humanidades ciclópeas, ideaciones y conceptos humanizados. Figuras rotundas, poderosas y monumentales, realizadas en madera de una forma tosca, ruda, donde se aprecian las texturas que conservan la huella de la gubia, de los hachazos. La rudeza del acabado potencia el expresionismo de la escultura. Figuras realizadas en madera que nos muestran su peculiar visión trágica y a la vez irónica de la vida
Barbara's Barbeque. Madera policromada e hierro. 2006



Policromía
La policromía desempeña un papel expresivo fundamental ya que sirve para definir las distintas partes de la obra.



Obra pública

Leiro ha convertido sus gigantescas esculturas en hierro y madera en uno de los iconos más reconocibles del arte gallego en todo el mundo. Su obra forma parte de diversas colecciones públicas y privadas y algunas de sus piezas son visibles en espacios urbanos, como la célebre escultura del Sireno que se ha convertido en uno de los símbolos de Vigo.



Entre lo atávico y lo moderno
"Mudanza", 2010




















Fuentes:
Francisco Calvo Serraller: "Los hijos del limo"
Antonio Muñoz Molina: "Leiro, sin Tribeca al fondo"
Antonio Muñoz Molina: "La biblioteca de madera"
J. Montero Pérez: "O bestiario de Francisco Leiro"
Revista "Galegos", Francisco Leiro: “As madeiras pénsoas en galego” (nº 5-2009)
Vigoenfotos

Enlaces:INICIARTE: "O Acarrexador"
INICIARTE:"As Portas da Torre de Hércules"

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails