miércoles, 25 de febrero de 2009

ARTE FANTÁSTICO II

JOACHIM PATINIR: "San Jerónimo"
En esta segunda entrada sobre arte fantástico continúo documentándome en el libro de Walter Schurian que hace un análisis magnífico sobre el tema.

El centro de atención del arte fantástico es el hombre. Por lo tanto sus creaciones están ligadas al mundo de la psicología que a su vez trata de investigar el funcionamiento de la fantasía en el espectador. 
El arte, cuya creación transcurre en la mayoría de los casos en estado consciente, se mueve en torno a lo conocido y deseado. Así los cuadros del barroco resultaban comprensibles para la mayoría de personas, ya que su simbolismo, su percepción del espacio y sus técnicas se correspondían con el canon pictórico de la época y por tanto les eran familiares.
Cuando el pintor flamenco Joachim Patinir (hacia 1485-1524) integra en los serenos paisajes llanos de su tierra natal desmesuradas y fantásticas formaciones rocosas, que a su vez crean un espacio multidimensional de sensaciones y sueños, no hace sino plasmar de manera inconsciente sobre el lienzo el miedo de sus compatriotas ante el advenimiento de la, para muchos, amenazadora era moderna.
“La psicología considera que lo fantástico tiene gran importancia en el comportamiento humano e influye en la percepción, en el pensamiento y el sentimiento.
De acuerdo con esto, la fantasía es una actividad mental y una habilidad psíquica, así como una característica y un efecto al mismo tiempo, La fantasía se mueve al margen de las actividades mentales corrientes, como pueda ser la percepción consciente, el pensamiento «convergente» y lógico.”



FRIEDRICH (1774-1840):
"Acantilados blancos en Rügen"

El simbolismo espiritual es una constante en su producción. Sus figuras suelen aparecer de espaldas al espectador. Así consigue el que nos identifiquemos con estos personajes ya que nos hacen partícipes de la composición. Las figuras son representadas a una escala mucho menor que el paisaje. Sus personajes son mínimos ante la inmensidad de la Naturaleza y la omnipotencia de sus fuerzas.




“El arte fantástico sitúa al hombre en el centro de su lenguaje formal y plástico. Presenta al individuo al mismo tiempo reconocible y misterioso, en la naturalidad de su destino, en sus comportamientos y actitudes peculiares y en sus sueños, sus anhelos y sus constantes deseos, Visto de este modo, la fantasía tiene menos en común con la teoría del arte que con la antropología.” WALTER SCHURIAN

EL SUEÑO DEL REY ARTURO EN AVALÓN, la última obra que realizó BURNE-JONES (1833 –1898) y que dejó inacabada resume la fascinación de los prerrafaelitas por la leyenda artúrica: Arturo, mortalmente herido tras la última batalla contra Mordret, ha sido llevado por tres reinas mágicas hasta la isla mágica de Avalón, donde permanecerá en un ensueño hasta que su presencia sea requerida de nuevo en la tierra.


SIGLO XX

A partir de los años veinte surge un nuevo artista más abierto hacia el exterior y dispuesto a aportar a su obra influencias de otras culturas. Las culturas tienen un valor equiparable, ya no hay jerarquías. En este sentido hay que tener en cuenta que lo fantástico es una cualidad humana universal.
La interpretación del espectador con respecto al arte fantástico está condicionada por el mundo emocional que tiene tanta fuerza en el ser humano.
“Todo cuanto el ser humano hace, ve y piensa se ve acompañado de sentimientos, alojados en el sistema límbico, que constituyen una parte importantísima del desarrollo del hombre, con el que éste garantiza su supervivencia, Emociones como el miedo, la alegría y la tristeza nos ayudan a regular y estimular nuestra vida, Toda manifestación artística, y en especial la fantástica, se ha valido de esta implicación de los sentidos en la percepción del arte.
El desasosiego que emanaba de los cuadros de Jerónimo Bosco tiene su origen en el miedo, directo o soterrado, que genera la doctrina religiosa de culpa, pecado, cielo, infierno, condenación y salvación, instilado en todos los habitantes del occidente cristiano y presente también en el islam y el budismo. (…)
A escala emocional, el cuadro fantástico sirve, tanto al pintor como al espectador, de superficie a la que transferir metáforas, proyecciones (entendidas como mecanismo de defensa) y pasiones y deseos.” WALTER SCHURIAN
“Una flor es relativamente pequeña.Todo el mundo hace asociaciones con una flor, con la idea de flor (…)Entonces, me dije, voy a pintar lo que veo, lo que significa la flor para mí.Pero voy a pintarla grande para persuadir a la gente de que se tome el tiempo necesario para contemplarla (…) haré que los neoyorquinos requieran tiempo para ver lo que yo veo de las flores.”
“(…) Al empezar a pintar los huesos de la pelvis me interesaban sobre todo los huecos de los huesos; es decir, lo que veía, cuando miraba a través de ellos. Especialmente me interesaba el azul que se hacía visible cuando mantenía los huesos al sol, dirigidos al cielo, cosa a la que uno tiende cuando parece tener en su mundo más cielo que tierra (…)”
“Me sorprende que tanta gente separe lo figurativo de lo abstracto. La pintura figurativa no es buena pintura si no es buena en el sentido abstracto. Un monte o un árbol no pueden constituir una buena pintura simplemente por ser un monte o un árbol. Son las líneas y los colores conjuntados de manera que digan algo. Para mí esa es la base de la pintura. Muchas veces la abstracción es la forma más neta para eso intangible que hay dentro de mí y que sólo puedo aclarar con pigmentos.” GEORGIA O´KEEFF
El arte fantástico se sirve a menudo, pero no en exclusiva, de las percepciones inconscientes, Juguetea con las alteridades, sorprende, choca, desconcierta. Sutil y sigiloso, toma como objetivos las emociones y sensaciones intuidas y camufladas. Pero sobre todo juega con los sueños, los deseos, los anhelos; con los comportamientos que habitualmente transcurren insospechados, de los que nunca o casi nunca somos conscientes y que precisamente por ello ejercen gran influencia sobre nuestro comportamiento.” WALTER SCHURIAN


“Lo real suele ocultarse tras una muralla de apariencias. La imaginación es túnel hacia un cielo y una materia que nuestros ojos no pueden advertir de manera inmediata. El surrealismo buscó traspasar túneles para visitar y expresar una realidad plena. La aventura estética del surrealismo se inició en 1924 con la publicación del Primer manifiesto surrealista por Andre Breton. El surrealismo pretendió liberar un inconciente creador, y hacer que las nuevas combinaciones de colores e imágenes del sueño puedan impregnar la vida de la vigilia, de la existencia cotidiana.” ESTEBAN IERARDO

Entradas relacionadas:

6 comentarios:

Antonio Martínez dijo...

Fantástico post.
Se tiñamos algunha dúbida, estamos convencidos sobre a Arte Fantástica.
Fantástico.

Ana dijo...

Enorme la capacidad de imaginar del ser humano y si además es creativo es...¡fantástico!

noon dijo...

Yo quiero pasar la tarde en los acantilados de Friedrich. Deseo disfrutar del frescor de la sombra y charlar con los personajes del cuadro. Intercambiar historias sobre plantas y animales con el naturalista que aparece ensimismado en la contemplación de unos pequeños insectos, o recoger las flores que indica la dama del tirabuzón. Filosofar, con el personaje que aparece erguido, sobre el sentido de la vida o los viajes en velero a islas lejanas. Y más tarde, antes de la merienda, bajar a la playa, a zambullirnos en las cálidas aguas de ese mar tranquilo.
Después, contemplar la puesta de sol, y cenar a la luz de las hogueras de San Juan. Pasear, con los pies descalzos, por la orilla del mar...

Ana dijo...

El otro día, en el recreo, hablábamos del papel del espectador ante la obra de arte. Se divagó sobre la importancia de su formación estética o de su sensibilidad en la apreciación del arte. Después de leer tu comentario, se hace más evidente que por mucha formación estética que se tenga si no se tiene el don de la sensibilidad, el disfrute de la contemplación es muy pobre. Además está demostrado que tanto para crear arte como para apreciarlo no es imprescindible esa formación, a veces es más que suficiente poseer esos sutiles hilos invisibles que mueven los sentimientos más profundos del ser humano.
Es precioso tu comentario, el artista ha logrado que como espectador te integres en su obra, pero tú como espectador privilegiado, recreas su universo y lo engrandeces con tu imaginación.
Enhorabuena por poseer ese preciado don de la sensibilidad.

Antonio Martínez dijo...

Precioso comentario de noon e preciosa resposta, Ana.

Ana dijo...

Gracias Antonio en nombre de noon, un magnífico compañero de instituto, con la sensibilidad del biólogo vocacional, del naturalista que ama la vida y disfruta con cada una de las sensaciones que percibe.
Y gracias también de mi parte.
Un saludo y hasta siempre.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails