jueves, 29 de enero de 2009

ZAHA HADID: BERGISEL SKY JUMP. INNSBRUCK






La pista para saltos de esquí es una pieza concisa de diseño funcional, un instrumento para deporte de alta competición, construida con precisión matemática. El desafío para el equipo de Hadid consistía en integrar un nuevo elemento, inicialmente ajeno, a una fórmula establecida de antemano: la cafetería y la terraza. La unión de elementos se resolvió como lo hace la naturaleza, esto es, desarrollando un híbrido sin costuras, cuyas partes se articulan y se fusionan de manera uniforme en una unidad orgánica. El resultado es una silueta bastante inusual en Bergisel.
Entradas relacionadas:

2 comentarios:

Antonio Martínez dijo...

Non é unha arquitecta que me encante e paréceme sorprendente o recoñecemento que ten coa pouca obra construída que realizou, pero por suposto, as entradas están moi ben.
Saúdos

Ana dijo...

Esta entrada es un humilde homenaje a la primera arquitecta que ganó el premio Pritzker.
Como ella misma afirmó: “La combinación entre una mujer inmigrante, árabe, autosuficiente y que hacía cosas raras no me facilitó nada las cosas".
Me admira su fuerza y los riesgos que asumió. También alguna de sus obras.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails