domingo, 16 de diciembre de 2012

FRANCISCO LEIRO






Tras exponer en Italia y Francia, en 1990 presenta su obra en la Marlborough Gallery de Nueva York, donde reside desde 1988 y donde volverá a exponer en 1992 y 1998. Desde finales de los años ochenta ha desarrollado una faceta monumental de su escultura, realizando varios encargos públicos en Santander, Vigo, Ferrol, Santiago de Compostela, Madrid...

"Simeón sentado" Jardines Cuatro Torres Business. Paseo de la Castellana. Madrid. 2007
La dilatada obra de Francisco Leiro está considerada desde los años ochenta una de las más representativas de la escultura española.
Estilo
El estilo inconfundible de Leiro, aunque ha atravesado diferentes etapas, siempre ha obedecido a una figuración expresionista, mantiene como referentes fundamentales la escultura tradicional gallega de talla en madera y las formas arcaicas de la escultura, y en sus creaciones participan el hieratismo egipcio-mesopotámico, la grandeza miguelangelesca y el expresionismo alemán. Su escultura yuxtapone formas figurativas con estructuras abstractas que dan origen a piezas de connotaciones alegóricas cuyas referencias narrativas se sitúan más allá de la historia y de la memoria, invocando una ficción irónica y atemporal. Su obra sorprende, irrita, interesa, entusiasma y apasiona.
“Pigmalión”, 1998 
"Anónimo" III,  1997










Materiales
Aunque ha empleado en numerosas tallas granito, mármol u hormigón, acero inoxidable, hierro forjado, suele utilizar como soporte principalmente la madera ya que es un material que admite fácilmente distorsiones compositivas, y que presenta una calidad especialmente expresiva a la que aplica una talla ahondada, incisiva, a veces sencilla, a veces brutal. Ha investigado las cualidades expresivas del contraste de materiales (madera policromada, vinilo, poliéster). 
Los troncos de robles y castaños de Galicia son los materiales con los que mejor se expresa. El resultado es una galería de figuras humanas de fuerte dibujo, formas alteradas y movimiento exagerado. Para aumentar el efecto recurre a la policromía conectando ingeniosamente color y forma. Frente al estatismo que dominaba el espacio de sus obras anteriores, en sus piezas más recientes se produce un incremento de la sensualidad y el movimiento.















TÉCNICA 
Para Leiro vale la expresión atribuida a Miguel Ángel de que escultura es quitarle al bloque lo que le sobra. 
A machadazos, a cuchilladas, a dentadas, trabaja la materia para darnos su peculiar visión trágica o irónica de la vida. Mutilaciones, rostros de ahogado, grito desgarrado, humanidades ciclópeas, ideaciones y conceptos humanizados. Figuras rotundas, poderosas y monumentales, realizadas en madera de una forma tosca, ruda, donde se aprecian las texturas que conservan la huella de la gubia, de los hachazos. La rudeza del acabado potencia el expresionismo de la escultura. Figuras realizadas en madera que nos muestran su peculiar visión trágica y a la vez irónica de la vida
Barbara's Barbeque. Madera policromada e hierro. 2006



Policromía
La policromía desempeña un papel expresivo fundamental ya que sirve para definir las distintas partes de la obra.



Obra pública

Leiro ha convertido sus gigantescas esculturas en hierro y madera en uno de los iconos más reconocibles del arte gallego en todo el mundo. Su obra forma parte de diversas colecciones públicas y privadas y algunas de sus piezas son visibles en espacios urbanos, como la célebre escultura del Sireno que se ha convertido en uno de los símbolos de Vigo.




Entre lo atávico y lo moderno
"Mudanza", 2010




















Fuentes:
Francisco Calvo Serraller: "Los hijos del limo"
Antonio Muñoz Molina: "Leiro, sin Tribeca al fondo"
Antonio Muñoz Molina: "La biblioteca de madera"
J. Montero Pérez: "O bestiario de Francisco Leiro"
Revista "Galegos", Francisco Leiro: “As madeiras pénsoas en galego” (nº 5-2009)
Vigoenfotos

Enlaces:INICIARTE: "O Acarrexador"
INICIARTE:"As Portas da Torre de Hércules"

7 comentarios:

noon dijo...

Excelente entrada, Ana.
La figura de Leiro "Simeón sentado" recuerda a la clásica "El espinario" y, ambas, a una profesora observando su pie recién herido.
Saludos.

Ana dijo...

Tienes razón. Leiro, como la mayoría de los artistas, tiene su porción de deuda con el pasado. No somos páginas en blanco...algún sustrato cultural se va fijando en nuestra memoria e incluso sin darnos cuenta, nos condiciona. Si es como en este caso...¡bienvenido sea!
Acertada tu referencia al "Espinario". Sería interesante analizar otras muchas que se advierten en la obra de Leiro.
El pie de esa profesora es mucho más cotidiano y menos artístico pero la imagen no deja de ser cierta y ¡mucho más cercana!
Gracias por esta amable evocación.

jacobo dijo...

Increíble trabajo el que has realizado en esta entrada!!! Me gusta el arte, aunque entiendo más de arquitectura, este hombre tiene trabajos relamente buenos.

Estoy iniciándome en esto del blogger, yo llevo uno, si te apetece pasar alguna vez estás invitada :) en http://www.jacobogordon.com

Ana dijo...

Leiro es un escultor innovador. Su obra me parece muy atractiva.
Tiene una gran capacidad creadora.
He visto tu página y me parece muy buena y prometedora. La enlazaré en mi blog.
Saludos

Antonio Martínez dijo...

Impresioante e imprescindible Paco Leiro. Desgraciadamente polo norte non temos moitos exemplo da súa obra (novas portas da Torre de Hércules, o Acarrexador...). Parabéns pola entreda, Ana.

Ana dijo...

Tienes razón Antonio, no he añadido las obras de Leiro que me citas. Enlazo tus entradas en la mía y salvo sobradamente este lapsus.
Gracias y ¡felices vaciones!

Anónimo dijo...

Muchas gracias por excelente trabajo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails